dijous, 23 d’octubre de 2008

" ¿ LA BANCA EN MANOS DEL ESTADO O EL ESTADO EN MANOS DELA BANCA ? "

Amb alguns desacords, em sembla d'interès publicar aquest text, contingut a l'editorial de la revista d'una associació d'usuaris de serveis financers.


¿La Banca en manos del Estado o el Estado en manos de la Banca?

De todo lo dicho, a estas alturas ya no cabe duda de que nos encontramos ante un “Estado Bancario” donde existe una
identificación esencial entre Estado y grandes intereses económico financieros. Sólo así pueden entenderse las medidas
aprobadas tanto en España como en Europa.


En nuestro país, la creación de un “Fondo para la Adquisición de Activos Financieros”, el aval público de operaciones financieras y la adquisición de títulos bancarios para reforzar los recursos propios de bancos y cajas de ahorros, que en total pueden llegar a costar más de 150.000 millones de euros, tienen como único propósito purgar el mercado y reforzarlo.

Por contra, ni se cuestiona ni hace balance crítico de las terribles disfunciones del mercado financiero y la dejación pública de funciones, ni mucho menos se plantean alternativas.

Pero la lectura es más profunda. Este “Estado Bancario” ha utilizado técnicas de gobierno (mejor desgobierno) propias de una sucursal financiera.

La tan anhelada “desregulación” en el ámbito de los negocio bancarios ha sido utilizada como pauta de gobernanza por parte del Estado. Ello explica la nula implicación de los ciudadanos y consumidores, actores principales y ahora convertidos en clientelas pasivas de la actual oligarquía financiera y partidista.

Como consecuencia, los consumidores sólo somos un mero elemento estadístico al servicio de la cadena productiva, sin más relevancia que las cifras en el recuento de votos o en los índices de “satisfacción”. A cambio se nos ha extirpado la función Política. El problema, más allá de lo económico, es muy grave y exige volver a la Política con mayúsculas.